1/3/19

Borromini´s Vision || La Visión de Borromini

Chiesa di San Carlo alle Quattro Fontane, Roma (Italy)

"Architects spend an entire life with this unreasonable idea that you can fight against gravity." Renzo Piano.

Francesco Borromini and Gian Lorenzo Bernini, two names associated with the history of architecture, two geniuses of the Italian Baroque, two artists whose fierce rivalry will remain forever engraved in their magnificent works that adorn the city of Rome. Without doubt, Bernini will always be recognized as the great winner of the 18th century, against a Borromini who was defeated by his enemy on numerous occasions. The success of Bernini should not detract from the magnificent work of Borromini, who perhaps did not enjoy the same recognition and important assignments, but whose innovation has left for posterity architectural works as unique as the Chiesa di San Carlo alle Quattro Fontane.

This small church, like other works made by the artist, shows a truly special architectural vision, the fruit of his ideas of creative freedom and his search to create different works. Borromini's lonely and difficult character not only did not help him in his professional confrontation with his hated opponent, it also brought him to a truly tragic end when the artist ended up taking his own life by falling on his own sword.

"Los arquitectos pasan una vida entera con esta irracional idea de que se puede luchar contra la gravedad." Renzo Piano.

Francesco Borromini y Gian Lorenzo Bernini, dos nombres asociados a la historia de la arquitectura, dos genios del Barroco italiano, dos artistas cuya feroz rivalidad quedará para siempre grabada en sus magníficas obras que adornan la ciudad de Roma. Sin duda, Bernini será siempre reconocido como el gran triunfador del siglo XVIII, frente a un Borromini que se vio derrotado por su enemigo en numerosas ocasiones. El éxito de Bernini no debería quitarle importancia al magnífico trabajo de Borromini, quien quizás no gozó del mismo reconocimiento y de encargos tan importantes, pero cuya innovación ha dejado para la posteridad obras arquitectónicas tan únicas como la Chiesa di San Carlo alle Quattro Fontane.

Esta pequeña iglesia, como otros trabajos del artista, muestra una visión arquitectónica realmente especial, fruto de sus ideas de libertad creativa y de su búsqueda por crear obras diferentes. El carácter solitario y difícil de Borromini no solo no le ayudó en su enfrentamiento profesional con su odiado oponente, sino que le llevó a un final realmente trágico cuando el artista acabó quitándose la vida dejándose caer sobre su propia espada.

Original RAW:


Canon EOS 6D Mark II || Laowa 12mm f/2.8 Zero-D || ƒ/? || 12.0 mm || 1/60 sec || ISO 800



Celestial Guardians || Guardianes Celestiales

Castel Sant´Angelo and Ponte Sant´Angelo, Roma. Lazio (Italy)

"The greatest praise belongs to an architect who knows how to connect the beauty of the building with the conveniences of life." G.L. Bernini.

I decided to finish in Valencia the first stage of my journey from Cadiz to Parma. I had to spend New Year's Eve on the road, and I considered the city of the river Turia a good option. Valencia, despite not having perhaps the monumentality of other Spanish cities, is also a city with a rich history, excellent gastronomy and the pleasant atmosphere that always seems to splash to the cities bathed by the sea.

In addition, it counts on the incredible "Ciudad de las Ciencias y las Artes", which I had already visited a couple of times in the past. This time we decided to take a leisurely stroll through the city during the day. Back at the hotel and passing by here I could not resist photographing these magnificent buildings so masterfully illuminated. The only problem was that I did not carry the tripod and did not have time to go to the hotel to pick it up. However, I carefully used the reliefs that covered the low lamps around the artificial lake to support the camera and get at least one shot without any trepidation. We must always be ready to improvise.

"El mayor elogio pertenece a un arquitecto que sabe cómo conectar la belleza del edificio con las comodidades de la vida". G.L. Bernini.

Casi un año ha pasado ya desde mi último viaje a Roma. 7 días pasé entonces en la Ciudad Eterna, tras esperar 7 años para volver a recorrer sus calles y fotografiar sus monumentos. Aún muchas fotos de esos días esperan en mis discos duros a ser editadas, la falta de tiempo hace que se acumulen más y más imágenes de los últimos viajes, y a veces me pregunto si tendré tiempo algún día de que todas ellas vean la luz. Quizás debería reducir la producción fotográfica durante mis viajes, pero entonces habría perdido esos momentos para siempre. Mejor seguir dando el máximo para intentar capturar la belleza de cada lugar que tengo la suerte de visitar. Procesadas o no esas fotos serán siempre una parte de un viaje creativo que espero que dure hasta el último día de mi vida.

Esta imagen es una de las más clásicas del Castel Sant´Angelo y del puente del mismo nombre. Una fotografía que es casi imposible al anochecer debido a la gran cantidad de gente que pasa por este lugar, por lo que madrugar para conseguirla al amanecer es la opción más factible. El Ponte Sant´Angelo fue erigido por el emperador Adriano para conectar el centro de Roma con su mausoleo, el cual pasó a ser utilizado por los sucesivos Papas como fortaleza, ya que un pasadizo lo une aún hoy con el Vaticano. En el siglo XVII el Papa Clemente IX ordenó al gran artista Gian Lorenzo Bernini la construcción de 10 ángeles que sostienen los instrumentos de la Pasión. El maestro dejó 8 de ellos en manos de sus discípulos y terminó los 2 que he incluido en primer plano en mi imagen. Sin embargo, la increíble belleza de las dos estatuas llevó al Papa a sustituirlas por dos copias que aún hoy son las que están sobre el puente, mientras que las dos originales se las quedó para su disfrute, y se encuentran hoy en día en la pequeña iglesia de Sant´Andrea delle Fratte, pasando inadvertidas para la mayoría de los turistas.

Original RAW:


Canon EOS 6D Mark II || Canon EF16-35mm f/4L IS USM || ƒ/8 || 16.0 mm || 2.5 sec || ISO 100